El altruismo adolescente previene la depresión

  • Fomentar en los adolescentes su implicación en actividades altruistas reduce las tendencias depresivas

Una investigación revela que los jóvenes de entre 15 y 16 años de edad con una personalidad altruista, la cual manifiestan a través de actos de solidaridad como por ejemplo ayudar económicamente a miembros de su familia, son menos propensos a deprimirse que aquellos que prefieren quedarse el dinero para ellos.

El estudio se centró en el estriado ventral, una región cerebral que regula las sensaciones de placer en respuesta a recompensas.

El equipo de la psicóloga Eva Telzer, de la Universidad de Illinois en Champaign, Estados Unidos, midió la actividad del estriado ventral en adolescentes que participaban en tareas que implicaban dar dinero a otros, quedarse el dinero o tomar decisiones financieras arriesgadas con la esperanza de ganar una recompensa. El equipo evaluó los síntomas de depresión de los sujetos al principio y al final del periodo de estudio y seguimiento, de un año de duración.

[Img #19533]Eva Telzer. (Foto: L. Brian Stauffer)

Los investigadores encontraron que la actividad en el estriado ventral en respuesta a las diferentes recompensas permitía predecir con un alto nivel de aciertos si los síntomas de depresión de los sujetos empeorarían o mejorarían con el paso del tiempo.

Si los adolescentes exhibían niveles más altos de activación en el estriado ventral al tomar decisiones financieras de alto riesgo pero que podían otorgarles un beneficio económico importante, también acababan mostrando incrementos en los síntomas depresivos con el paso del tiempo. Y si exhibían una mayor activación del circuito de recompensa del cerebro en el contexto prosocial, acababan experimentando un descenso en los síntomas de depresión.

Telzer cree que si se puede de algún modo fomentar en los adolescentes su implicación en actividades altruistas y su distanciamiento de actividades vinculadas a conductas egoístas y en las que la posibilidad de obtener una gran recompensa económica promueve decisiones financieras arriesgadas, quizá eso pueda tener una influencia positiva en su bienestar anímico a largo plazo, reduciendo la incidencia de la depresión.

 

Por cortesía de www.noticiasdelaciencia.com, partner de Saber Más. Noticias de salud y ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *