El vínculo existente entre las rayas de las cebras y la temperatura

Un equipo de la Universidad de California, tras realizar un estudio observacional de la especie más común de cebras, ha llegado a la conclusión de que la clase de rayas que luce cada tipo de ‘Equus quagga’ le viene dado por las temperaturas del hábitat en el que viven

Es una de las preguntas más comunes sobre anatomía animal. ¿Por qué la evolución le ha dado a la cebra sus rayas características? ¿Qué utilidad tienen que haya merecido su conservación evolutiva?

Unos investigadores han hallado recientemente parte de la respuesta: La cantidad e intensidad del color de las rayas pueden predecirse mejor sobre la base de la temperatura del entorno en el que las cebras viven.

Entre el patrón de rayas y la temperatura existen múltiples beneficios, como controlar la temperatura del cuerpo de las cebras y protegerlas de las enfermedades transmitidas por las picaduras de ciertas moscas

 

El equipo de Brenda Larison, de la Universidad de California en la ciudad estadounidense de Los Ángeles (UCLA), ha llegado a la conclusión de que la asociación entre ese patrón de rayas y la temperatura tiene que ver probablemente con múltiples beneficios, como controlar la temperatura del cuerpo de las cebras y protegerlas de las enfermedades transmitidas por las picaduras de ciertas moscas.

Larison y sus colegas examinaron la más común de las tres especies de cebra, con una amplia variedad de patrones de rayas. En las cebras que viven en climas más cálidos, las rayas son oscuras y cubren todo el cuerpo. En otras, y en particular las que se hallan en regiones con inviernos más fríos, como Sudáfrica y Namibia, las rayas son menos numerosas, y más claras y estrechas. En algunos casos, las patas y otras partes del cuerpo carecen prácticamente de rayas.

[Img #25764]

Una madre cebra con una cría en Tanzania. (Foto: Brenda Larison / UCLA)

Las cebras evolucionaron de los caballos hace más de 2 millones de años. Sobre la aparición de sus rayas, los científicos han venido considerando hasta ahora la hipótesis de que las rayas de las cebras aparecieron por una de cuatro razones principales, o por una combinación de algunas de ellas: confundir a los depredadores, protegerse contra los insectos que transmiten enfermedades, controlar la temperatura corporal, y mantener su cohesión social. Y si bien muchos estudios anteriores del fenómeno se centraron en una sola hipótesis, el liderado por Larison ha sido el primero en confrontar a fondo muchas de ellas.

Tras analizar cebras de 16 lugares de África y considerar más de dos docenas de factores ambientales, los investigadores encontraron que la temperatura era lo más relevante a la hora de predecir cómo serían las rayas de las cebras

 

Analizando cebras de 16 lugares de África y considerando más de dos docenas de factores ambientales, los investigadores encontraron que la temperatura era lo más relevante a la hora de predecir cómo serían las rayas de las cebras. El hallazgo proporciona la primera evidencia de que el control de la temperatura corporal, o termorregulación, es la razón principal para las rayas y los patrones que estas forman.

 

Cortesía de www.noticiasdelaciencia.com, partner de Saber Más. Noticias de salud y ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *