El certamen de Innovaciencia 2014 premia a dos jóvenes de 18 y 28 años

  • El CSIC y la FECYT, organizadores de Innovaciencia, entregan los galardones del certamen de ideas y proyectos innovadores.

  • Una plataforma tecnológica para conectar a personas con parálisis cerebral y un brazo robótico casero son las dos iniciativas premiadas.

  • Los autores de los trabajos ganadores recibirán orientación por parte de investigadores del CSIC para afrontar los siguientes pasos de su carrera.

02

Alejandro Clemotte (derecha), primer premio Innovaciencia, y Adrián de la Iglesia (izquierda), segundo premio, son los ganadores de la segunda edición del certamen.

El certamen juvenil Innovaciencia ya tiene los ganadores de su segunda edición. Una plataforma tecnológica para conectar a personas con parálisis cerebral entre sí y un brazo robótico, que cualquiera puede reproducir en su casa, son los dos proyectos premiados en la segunda edición de este concurso de ideas y proyectos innovadores. Concurso organizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

El presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, y el director general de la FECYT, José Ignacio Fernández Vera, han entregado los premios a los autores de los proyectos ganadores en un acto celebrado el pasado 3 de junio, en la sede central del CSIC, en Madrid.

El jurado, presidido por la vicepresidenta adjunta de Cultura Científica, Pilar Tigeras, lo han compuesto 17 personas procedentes de la comunidad investigadora y empresarial. Los autores de los trabajos premiados recibirán orientación por parte de investigadores del CSIC para afrontar los siguientes pasos de su carrera.

Primer Premio Innovaciencia

03

Alejandro Clemotte Miret, un bioingeniero de 28 años, ha recibido el primer premio del concurso, dotado con 2.500 euros y una tablet, por su proyecto ‘InteraPCión’. Una iniciativa para conectar a personas con parálisis cerebral entre sí a través de diversas tecnologías, como ordenadores, tablets, etc. El acceso a estos dispositivos se realiza a través de movimientos de cabeza y ojos o de determinada actividad muscular. El proyecto facilita la realización de actividades de ocio, comunicación y control del entorno (subir y bajar persianas, regular el aire acondicionado, cambiar de canal en la tele).

“La mayoría de las personas con parálisis cerebral tienen la capacidad cognitiva intacta, pero no la motora. Con este proyecto, pretendemos saltar esta brecha con una tecnología que les permita interactuar con sus padres, con las personas con sus mismas necesidades y perspectivas”, explica Clemotte.

En la actualidad están realizando pruebas con la asociación ASPACE Cantabria , un colectivo que reúne a personas afectadas por parálisis cerebral, sus familiares y los profesionales que trabajan con ellas.

“La idea del certamen me parece espectacular, porque te da la oportunidad de confrontar tus ideas, difundir el proyecto y que se conozca. Tal vez de este modo logremos contactar con otros equipos y trabajar con otros centros con gente en esta situación. Ver que el trabajo es valorado positivamente de forma externa, me llena de motivación y de ganas de continuar trabajando”, aprecia Clemotte.

Segundo Premio Innovaciencia

04El segundo premio, dotado con 2.000 euros y una tablet, ha sido recibido por un estudiante de segundo de Bachillerato de 18 años, Adrián de la Iglesia Valls, por su proyecto ‘AURA: un brazo robótico‘ para todos  El joven sorprendió al jurado de Innovaciencia al ser capaz de construir desde cero un brazo robótico, realizar los cálculos matemáticos necesarios, diseñarlo, fabricar las piezas con una impresora 3D y poner a disposición toda esa información en un blog para que cualquiera pueda reproducir el robot en su casa. Asimismo, de acuerdo con su lema de que “el dinero no puede ser un obstáculo para el aprendizaje”, construir este brazo robótico cuesta menos de 50 euros.

“Además del hecho de que ya haya varias personas en todo el mundo reproduciendo el brazo robótico, este premio ha sido la recompensa a un año de trabajo”, valora de la Iglesia. “Por otro lado, este certamen permite salirse de lo académico. Participar es sencillo, no tiene burocracias innecesarias”, subraya.

Sobre el certamen

01

Alejandro Clemotte (sexto por la izquierda), primer premio Innovacienca, y Adrián de la Iglesia (noveno por la izquierda), segundo premio, enseñan sus galardones acompañados por el jurado del certamen.

Innovaciencia es un certamen juvenil de ideas y proyectos de innovación dirigido a jóvenes menores de 30 años. Organizado por el CSIC y la FECYT, cuenta con la colaboración de la Fundación García Cabrerizo y ArteOliva. En su segunda edición 2013-2014, han participado en el concurso un total de 60 iniciativas.

El galardón, un árbol de la ciencia sobre una base de madera, es en sí mismo una muestra de innovación. Con un diseño de la investigadora de 27 años Rosalía Rementería, del Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas del CSIC, el premio está realizado en un acero nuevo que ha desarrollado el CSIC denominado Neuroflex y cortado por láser para poder conseguir la compleja forma del árbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *