El café puede prevenir algunos efectos nocivos de la obesidad

El consumo de café puede disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y los problemas cardiovasculares

El equipo de Yongjie Ma, Mingming Gao y Dexi Liu, de la Universidad de Georgia (UGA) en la ciudad estadounidense de Athens, ha comprobado que el ácido clorogénico redujo notablemente la resistencia a la insulina y la acumulación de grasa en los hígados de ratones que eran alimentados con una dieta alta en grasas.

vendingselecta.blogspot.com

vendingselecta.blogspot.com

Estudios anteriores han mostrado que el consumo de café puede disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y los problemas cardiovasculares. El nuevo representa un paso más en esta línea de investigación.

Durante los últimos 20 años, se ha producido un incremento dramático de la obesidad en Estados Unidos y otras naciones industrializadas. Más de un tercio de los adultos estadounidenses y aproximadamente el 17 por ciento de los niños ya son obesos, según la red estadounidense de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Además de los problemas directos de los kilos de más, dos efectos secundarios comunes de la obesidad son una mayor resistencia a la insulina y la acumulación de grasa en el hígado. Si no se tratan, estas disfunciones pueden llevar a la diabetes y a una pobre función hepática.

A fin de poner a prueba los efectos terapéuticos del ácido clorogénico, los investigadores alimentaron a un grupo de ratones con una dieta rica en grasas durante 15 semanas, inyectándoles al mismo tiempo con una solución de ácido clorogénico dos veces por semana.

Encontraron que el ácido clorogénico no solo era efectivo en la prevención del aumento de peso, sino que ayudaba también a mantener unos niveles normales de azúcar en sangre, y una composición sana del hígado.

Conviene dejar claro, tal como advierten los autores del estudio, que limitarse a recurrir al ácido clorogénico para luchar contra la obesidad no es una solución sensata. Una dieta adecuada y hacer ejercicio físico con regularidad son aún los mejores métodos para reducir los riesgos asociados con la obesidad. Nadie debería por tanto descuidar la dieta y el ejercicio para limitarse a consumir cantidades ingentes de café.

El ácido clorogénico ayuda a mantener unos niveles normales de azúcar en sangre.

 

Además, los ratones en este estudio recibieron una dosis alta de ácido clorogénico, mucho mayor que la que absorbería un humano a través de un consumo regular de café.

Sin embargo, los investigadores creen que el ácido clorogénico sí podría ser la base de un tratamiento para aquellos individuos que necesitan una ayuda extra. Planean llevar a cabo más investigaciones para desarrollar una formulación mejorada del ácido clorogénico, específicamente para el consumo humano.

Los resultados de la investigación se han presentado públicamente a través de la revista académica Pharmaceutical Research, de la editorial Springer.

Cortesía de www.noticiasdelaciencia.com, partner de Saber Más. Noticias de salud y ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *